Hoy es Martes 23 de Enero de 2018

Xavier Aparici Gisbert

DE COMO CAMBIAR LAS COSAS

Cunde la percepción de que en los distintos ámbitos de administración política las cosas son manifiestamente mejorables. En el día a día se ha normalizado que, a despecho de las normas pactadas, nada funciona como debe. Vivimos expoliados por impuestos directos y sanciones administrativas. Mientras el conjunto de los espacios de poder institucional han dejado de cumplir sus fines, sus responsabilidades y sus plazos, la indefensión ciudadana no para de crecer.
Se ha perdido el derecho a un trabajo decente, a unas Administraciones eficientes y a una convivencia justa. Ahora se discute sobre cuantos meses es razonable que un enfermo espere a ser atendido en el servicio público por un especialista en su dolencia ¿quién se acuerda de que las condiciones de preservación de la salud hace mucho que se abandonaron a beneficio de las multinacionales farmacológicas y alimentarias?
Resulta que en la región más rica del mundo, Europa, las tasas de reproducción han caído hasta comprometer el relevo demográfico y la población está envejeciendo rápidamente. La inmigración es una de las formas más fáciles de contrarrestar la deriva -tan inédita como absurda- de que cada vez haya más ancianos y menos niños. Pero, como los pruritos etnocéntricos y patrioteros prevalecen sobre los derechos y deberes humanos, los miles y miles que huyen de la miseria y la violencia instaladas en el Sur, tras morir a cientos ahogados al intentar cruzar el Mediterráneo, al llegar a Europa no encuentran más que muros alzados.
Hacia afuera y hacia adentro, la alienación y la precariedad se extienden entre la ciudadanía sin que los poderes se den por aludidos ¿Cómo cambiar las cosas?
En el registro histórico los procesos revolucionarios aparecen como posibles remedios a las situaciones tiránicas. Pero las revoluciones han devenido, casi siempre, en procesos extremistas y sanguinolentos. Para salir de las agonías que comporta la opresión institucionalizada ha habido que pasar por los infiernos de los ajustes de cuentas violentos; que, caiga quien caiga, la sangre, el sudor y las lágrimas sean el tributo para la liberación.
Y, por si fuera poco, las élites que encabezan esos traumáticos modos de combatir las injusticias del Estado, cuando llegan al poder tienden a instalarse en las prácticas de acomodo en las poltronas y de mero reformismo que tanto criticaron, con lo que, aunque cambian los perros, al final, no cambian los collares.
En el imaginario progresista, desde la Ilustración, tienen mucho predicamento las revoluciones culturales, teóricamente incruentas, pero como requieren de años de instrucción generalizada, en contra de los intereses fácticos y sus prácticas, suelen ser engullidas por la corrupción y el autobombo. En la historia reciente del Estado español “El Cambio” que pretendió liderar la nueva cúpula dirigente del socialismo “a la europea” trajo muy poco de auténtica liberación democrática.
Todos estos diseños de transformación han sido, en el mejor de los casos, “Todo para el pueblo, pero sin el pueblo” pues han estado dirigidos jerárquicamente. Acaso ¿nos podemos liberar socialmente sin hacerlo personalmente? ¿Se puede salir de la “minoría de edad” -inducida y aceptada- sin ser, cada cual, protagonista del proceso común?
Una dramática cuestión que hoy -tiempo de mayor conciencia personal y de globalización virtual- puede tener nuevas y mejores respuestas.

Xavier Aparici Gisbert, filósofo y emprendedor social.
http://bienvenidosapantopia.blogspot.com

...

Volver a opiniones...

ULTIMAS 7 OPINIONES

Antonio Rodriguez, secretario general de SITCA
HAY QUE PONER FIN AL CHANTAJE DE LAS MUTUAS Los trabajadores en España, desde hace décadas y mu...
Antonio Morales Méndez Presidente del Cabildo de Gran Canaria
TENOYA, VEGUETA, SIMA DE JINÁMAR, MEMORIA PARA LA VERDAD El Cabildo de Gran Canaria ha ex...
Noemí Santana, Secretaria General de Podemos y portavoz del partido en el Parlamento de Canarias
UN PAÍS INJUSTO El 1 de Octubre asistimos al hachazo final del caduco Régimen del 78, que se opus...
Antonio Rodriguez, secretario general de SITCA
SITCA: “Si a la prejubilación de las camareras de piso, no a que nos engañen” En estos días estam...
Padre Báez
NENEDAN: 1410 Y no sabemos cómo, y poco nos interesa. El caso es, que , ´como las notic...
Xavier Aparici Gisbert, filósofo y emprendedor social
CAMBIAR EL MUNDO PARA LOS ANCIANOS Los avances en salubridad, nutrición y medicina desde el siglo...
Padre Báez
DEL MUNDO DE LOS GUANCHE, HAY UNA PALABRA A DESTERRAR: “ENTERRAMIENTO" Los guanches, no enterrab...
STAFF DIARIO DE LAS ISLAS
DIRECCION: MARIA BARRERA

ADMINISTRACION:
CONCEPCION HERNANDEZ.TLF 610119855 diariodelasislas@hotmail.com

DEPARTAMENTO COMERCIAL :
INMACULADA PEREZ.TLF 610119855 comercialdiariodelasislas@hotmail.com

REDACCION :
ISIDORO TORRES.TLF 610119702 redacciondiariodelasislas@hotmail.es

Copyright © Diario de las Islas - Todos los derechos del diseño web reservados.